martes, marzo 18, 2008

Título y Grand Slam: Gales es el nuevo campeón europeo


Fuente: http://www.elrugbier.com

Fue una campaña perfecta y probablemente así será recordada por varios años, más allá del rendimiento que los británicos registren a lo largo de las próximas temporadas.
El sábado, en un estadio Millennium colmado, el seleccionado de Gales volvió a brillar como lo hizo en la mayor parte de las cuatro fechas previas, y en consecuencia, logró hacer efectivo el objetivo que de antemano parecía factible: conquistar una nueva consagración en el complicado ámbito europeo.

El 29 – 12 definitivo sirvió para transcribir en los números el férreo deseo que abrazaron los locales de ir más allá de lo necesario. Había que ganarle a Francia en el césped de Cardiff. Había que cerrar una exitosa performance frente a casi 74.000 espectadores.
Por eso, cuando el árbitro sudafricano Marius Jonker sentenció el final del encuentro, el festejo sobre los dirigidos por Marc Lièvremont se transformó automáticamente en una victoria de características múltiples.
Los galeses no sólo se quedaron con la edición 2008 del Seis Naciones, sino también con sus condimentos: obtuvieron un segundo Grand Slam en cuatro años, al prevalecer con muy buen andar sobre todos sus rivales; mostraron una notable adaptación al particular sistema utilizado por su nuevo entrenador, Warren Gatland; borraron la imagen negativa dejada el último año en el Mundial de Francia, y a propósito de los galos, redondearon frente a ellos una despedida fantástica, similar en cierto punto al histórico triunfo del debut en Twickenham, sobre Inglaterra, por 26 a 19.

Para terminar de forjar el muy buen trabajo iniciado en Londres, el equipo británico debió superar en su prueba final los obstáculos del conjunto francés, único rival en pie capaz de modificarle los planes.

El plantel visitante debía imponerse por al menos 20 puntos para retener la corona conseguida en 2007, y a ello se abocó durante los primeros cuarenta minutos, generando sin embargo, apenas un parcial desfavorable por 9 – 6.

En la segunda etapa, la intensa disputa de los forwards se mantuvo durante un margen de casi veinte minutos, hasta que Shane Williams quebró la paridad en el ingoal, después de una maniobra fallida de Yannick Jauzion.

Fue la sexta conquista del wing galés en lo referente a este certamen, y la número 41 en su historial con el seleccionado, prevaleciendo incluso por encima del histórico Gareth Thomas.

Antes del cierre, los anfitriones extendieron las diferencias con un try de Martyn Williams, y además de sentenciar el resultado, dejaron concretado el mayor festejo sobre Francia desde 1950.


Árbitro: Marius Jonker (Sudáfrica)

Juez de touch 1: Jonathan Kaplan (Sudáfrica)

Juez de touch 2: Federico Cuesta (Argentina)

Estadio: Millennium (Cardiff)

1 comentario:

Gustavo R. dijo...

El Dragón fué el campeón desde el primer partido ante la Rosa.
Gracias por mantener actualizado el sitio. Muy buena información y diseño.
Felicitaciones !!!